jueves, 9 de diciembre de 2010

La libertad más difícil de conservar es la de equivocarse. Morris West (1916-1999)


Bendito el día que llegaste a mi vida para llenarla de felicidad y amor, gracias por ser un gran gigante entre pequeños y gracias por ser fuerte en los momentos en que te sentías mal... nadie te va a amar como yo te amo a tí, "nadie" te va a cuidar como yo... eso ni dudarlo y sobre todo nadie pero nadie dedicara cada segundo a... ser tu amigo, tu confidente y de daré alas para que puedas volar en tus sueños del mañana!!!

Paulo Bascuñan

2 comentarios:

Carlos A. Páez dijo...

:( cosa bonita, triste pero real!

Al Sur dijo...

impresinante lo que hacer